La ópera prima de la directora mexicana ha cerrado la sección de Málaga Premiere en la quinta jornada del Festival

En el marco de proyecciones de Sección Oficial fuera de concurso se ha estrenado la ópera prima de la cineasta Anabel Caso. Una historia de deseo protagonizada por dos adolescentes.

Tras el pase de prensa y público se ha ofrecido un coloquio en el que han participado la directora junto con los productores Alfredo Garza y Lorena Orraca. ‘Trigal’ es un drama que transcurre en el norte de México que cuenta la historia de Sofía, una niña de trece años que veranea con su prima Cristina. En el tránsito de su último verano de pubertad se enamoran de un hombre veinte años mayor. Durante esos días de juegos y descubrimientos las dos se verán sumergidas en un triángulo amoroso con un desenlace que marcará el paso de la pubertad a la adolescencia de ambas.

Sobre la idea de partida para llevar a cabo el proceso de esta película, la directora ha manifestado que ‘Trigal’ ‘es una colección de memorias personales’ que siempre le han acompañado sobre el conflicto que transita en el paso de la adolescencia de las mujeres. 

Por su parte la productora Lorena Orraca ha confirmado el carácter íntimo de esta película. Un relato muy femenino que ‘puede vivir en cualquier tiempo y espacio y con una necesidad indiscutible de ser mostrado al público’. El productor, Alfredo Garza, ha señalado la implicación que desde el principio tuvo en el proyecto por la confianza depositada en la escritura de la directora. En su opinión, la visión puede resultar a priori femenina pero los hombres ‘no están exentos de pasar por ese tránsito de cambios’ en lo que supone el paso de la inocencia de la pubertad a la adolescencia.

Sobre el proceso a la hora de abordar las cuestiones estéticas de la película, la directora ha manifestado su intención en transmitir a través de la imagen y el sonido lo que a modo autobiográfico le ocurre a una adolescente en esa situación. Las primeras sensaciones sexuales se manifiestan en planos detalle y con una estética que incluye elementos de la naturaleza para mostrar de manera metafórica el deseo y la sexualidad femeninos.

Para la directora el proceso de preparación de las jóvenes actrices tuvo una evolución natural y ‘con mucha conexión’ desde la primera lectura y durante todo el proceso les acompañó un crecimiento profesional que desembocó en una amistad personal. Anabel Caso ha ensalzado el trabajo de las dos protagonistas que se han servido de las propias experiencias narradas por la directora para preparar sus personajes.

El universo de ‘Trigal’ plantea las vivencias, las carencias y las soledades a las que se enfrentan las mujeres, en el que también tiene cabida la religión, como discurso condenatorio de las familias de las protagonistas.

127 Visto