Irrumpiendo en el escenario descalzo como de costumbre y derrochando buenas vibras, el colombiano concedió un show lleno de complicidad y cercanía en el que presentó su nuevo disco “Cuatro”, y donde por supuesto tampoco faltaron sus mayores éxitos.

Tras cuatro EPs lanzados individualmente en los últimos meses, Camilo sacó del horno, y casi por sorpresa, el que la crítica avala y califica como el más atrevido de sus trabajos. Con una musicalidad sensual y manifiestamente tropical, se aleja con coqueteo del toque urbano al que tenía acostumbrado a su público para balancearse entre los compases de la salsa, la rumba, la bachata, la timba cubana o el vallenato.
 
Desde los primeros segundos en el Auditorio, el cantante y compositor conquistó los corazones de la ‘Tribu’ profesando su pasión por el Sur, y compartiendo la felicidad y la emoción por la que en breve será su segunda paternidad junto a su pareja, la cantante Evaluna. “Las mejores vistas del concierto las tengo yo, porque desde este escenario puedo verles muy cerca a ustedes. España me ha regalado muchas cosas buenas. Y Andalucía especialmente. Mis dos hijos son “made in Andalucía”, declaraba divertido desde el escenario del festival boutique, uno de los más grandes del mundo.
 


Icónicos hits como “Bebé”, “Aeropuerto” o “Kesi” fueron el preámbulo del directo de nuevas propuestas como “Una vida pasada”, tema de salsa que ha registrado junto al mexicano Carin León; o el son pegadizo “No se vale”, compuesto junto a Edgar Barrera. Interpretaciones a las que siguieron varias de sus colaboraciones más aclamadas y aplaudidas: “Despeinada” con Ozuna, “Tutu” con Pedro Capó, “Contigo voy a muerte” con Karol G o “Tattoo” con Rauw Alejandro, entre otras, llevaron al público de Starlite Occident a la entrega más absoluta. Un apogeo que continuó cuando sonaron “Índigo”, “El mismo aire”, “Millones”, “Pegao” o los primeros compases de “Plis”. Además de temas del último álbum, “Gordo” o “Corazón de hojalata”, con la enérgica puesta en escena de archiconocidas melodías como “Vida de rico”. 
 
Al contrario que en otras ocasiones, su pareja la cantante Eva Luna no pudo acompañar al colombiano en este concierto tan especial: “Estoy extrañando mucho a Evaluna, a Índigo, y a mi hijo o hija, que nacerá en cualquier momento. En cualquier momento recibiré una llamada diciendo que vuele a Miami porque va a nacer Amaranto. Mi esposa hubiera amado estar esta noche con ustedes, pero ya no podía viajar más. Mi música es una celebración del amor. Y estas canciones, un día como hoy, me hacen sentirla cerca, aunque la tenga lejos”, declaraba Camilo.
 


Convertido en el mayor punto de encuentro cultural, social y empresarial de la temporada estival, disfrutando de la experiencia Starlite Occident se encontraban rostros conocidos como la estilista Ana Antic, el político Elías Bendodo, el futbolista Ignacio Camacho, o la influencer Luna Javierre. La velada, un compendio de cariño, mensajes y ritmos latinos, ha sido la antesala del segundo concierto que el artista ofrecerá en el festival el próximo lunes 8 de julio. 

La música es el lenguaje universal de la fiesta. Tras el concierto en el Auditorio, el festival transformó su espacio Sessions en un gran club nocturno al aire libre y celebró un divertido after party al ritmo de los mejores DJs residentes. Naturaleza, innovación y música de vanguardia se unieron en el espacio más atrevido del festival, donde protagonizar las mejores noches del verano en Marbella. En plena naturaleza, rodeado de estrellas y con un ambiente mágico, el festival envolvió a los asistentes en una experiencia excitante y rompedora para dejar volar la imaginación y los sentidos del público, ya sea desde el corazón de la pista de baile o en los diferentes reservados VIP. 
 


Un año más, Starlite Occident ha apostado por la tecnología más puntera para ofrecer experiencias superlativas. Este 2024, cuenta con el escenario más grande de la historia del festival, que lo sitúa además a la cabeza como el escenario fijo más grande de España, y entre los primeros del mundo en un entorno natural. Además, Starlite Occident vuelve a contar con la más avanzada configuración sonora del planeta: HOLOPLOT. Un sistema de audio revolucionario (el mismo del que dispone la Sphere Immersive del Madison Square Garden, en Las Vegas) que, unido a las características acústicas naturales de la Cantera, hace vivir a los asistentes una experiencia musical en vivo incomparable con nada conocido hasta el momento. 

Starlite Occident es también el escenario del arte culinario con sus cinco innovadores restaurantes y un irresistible Food Hall donde disfrutar de un viaje de sabores. A los restaurantes de Temazo (brasería), Tanabata (propuesta Nikkei), Ánima (mexicano) y Sandra’s Caviar Bar (selección gourmet), se une la trattoria italiana de Raffaella, que llega como una nueva y cautivadora ventana al Mediterráneo. Para picar algo de manera más informal, el festival cuenta con una gran y deliciosa variedad en su Food Hall, abierto toda la noche. 

Con un increíble despliegue de iluminación (medio millón de puntos de luz), Starlite Occident ha transformado su mágico y envolvente espacio para crear una experiencia visual inolvidable. Diseñado por Ximénez Group en exclusiva para el festival, este espectacular proyecto de iluminación incluye figuras que combinan arte y tecnología de vanguardia, destacando por su gran tamaño y elegancia. Palmeras, árboles, cortinas y animales de grandes dimensiones añaden un toque único y sorprendente, y crean una atmósfera de ensueño para llenar de luz, magia y color los grandes momentos que se vivirán en el festival este verano.
 
Cada verano, el festival reúne a los principales referentes del panorama musical y cultural en una ecléctica propuesta que trasciende estilos y generaciones. Ubicado en uno de los enclaves más espectaculares del mundo, su Auditorio de paredes de roca bañada de luz con acústica natural extraordinaria, la tecnología más pionera del planeta y su aforo privilegiado lo convierten en una experiencia musical en vivo incomparable con nada conocido hasta el momento. 

A lo largo de dos meses y medio, el mejor festival boutique del mundo ofrecerá 60 conciertos en su Auditorio y más de 300 shows en su espacio Sessions, acompañados de la mayor oferta experiencial, tecnológica, gastronómica y de ocio de su historia.

21 Visto