La actriz ha subido al escenario a recoger el premio arropada por sus grandes amigos Gracia Querejeta, Paula Ortiz y Asier Etxeandia

El Festival de Málaga ha entregado hoy el Premio Málaga – Sur a la actriz Blanca Portillo, en una gala que ha tenido lugar en el Teatro Cervantes a las 21:30h. Este galardón, que el Festival entrega en colaboración con Diario Sur, premia a profesionales de larga y reconocida trayectoria cinematográfica, y en esta edición ha querido homenajear a una de las actrices más prolíficas del cine español.

La presentadora de la gala, Celia Bermejo, ha querido destacar algunos de los personajes que ha interpretado Blanca a lo largo de su carrera: vecina de un pueblo manchego, un fraile dominico del siglo XVII, Concepción Arenal visitando cárceles, peluquera de un barrio, mujer lorquiana e incluso la mismísima Virgen María. ‘Podríamos decir que Blanca Portillo está llena de gente’, ha bromeado la presentadora.

En el vídeo de presentación, la homenajeada ha querido definirse no sólo como actriz, sino como trabajadora social: ‘Es muy difícil que una película cambie el mundo, pero puede cambiar algo en el corazón o en la cabeza de alguien. Una actriz es una trabajadora social a la que le gusta soñar’.

Tras la proyección del vídeo, han subido al escenario sus compañeros y grandes amigos: las directoras Gracia Querejeta y Paula Ortiz, y el actor Asier Etxeandia. Querejeta ha recordado el día en que se conocieron: ‘Yo ya la admiraba y tuve la osadía de escribir un guion pensando en ella. Le conté el guion y, tras la conversación, me dijo que quería hacerlo. Fue uno de los días más memorables de mi carrera, y de ahí salió la película “Siete mesas de billar francés”, por la que Blanca obtuvo la Concha de Plata a mejor actriz en el Festival de San Sebastián’.

La directora y guionista Paula Ortiz le ha agradecido su ayuda en la última película que han rodado juntas: ‘Me pilló débil y bastante herida. Literalmente Blanca me curó, física y simbólicamente’.

Por último, Etxeandia ha querido destacar la tremenda intimidad que tiene con Blanca: ‘No tengo en mi vida nada parecido a lo que tengo con ella. Gracias por enseñarme tanto, eres un bien común y me has convertido en la persona que soy. Enhorabuena mi amor’. Tras este emotivo discurso, una emocionada Blanca Portillo ha subido al escenario a recoger el premio de la mano de su gran amigo.

La actriz, vestida de manera sencilla con unos tenis, unos vaqueros y una camiseta blanca, ha querido explicar su atuendo: ‘Os preguntaréis qué hace vestida así esta mamarracha en una noche de lujo y esplendor. Ha sido una decisión muy pensada y es que, esta noche no estoy aquí para defender un personaje o un trabajo concreto, sino para poner en valor el trabajo de 40 años. Puesto que eso es lo que estáis valorando, quiero recibirlo como persona, no como actriz. Muchas gracias a todos’.

Blanca Portillo nació en Madrid en 1963. Licenciada en Arte Dramático por la RESAD, es una de las actrices más prolíficas y brillantes de España, productora y directora de teatro. En su carrera cinematográfica ha trabajado con alguno de los más grandes directores españoles: Pedro Almodóvar, Icíar Bollaín, Mario Camus, Álex de la Iglesia o Gracia Querejeta, entre otros.

En anteriores ediciones, el Festival ha premiado con este galardón a nombres tan reconocidos del cine español como Alejandro Amenábar, Javier Gutiérrez, Maribel Verdú, Paz Vega o José Coronado. En su anterior edición, el Festival premió al conjunto del cine español como entidad.

187 Visto