Se trata de una producción colombiana, argentina y estadounidense que compite en Sección Oficial junto a otros siete largometrajes iberoamericanos y 14 españoles

El director José Luis Rugeles ha presentado este domingo ‘Rebelión’, su tercer largometraje, en el que relata la vida de Joe Arroyo – una de las estrellas más importantes de la salsa colombiana- con sus luces y sus sombras, a través de un retrato claustrofóbico en el que recrea los claroscuros de su historia.

Se trata de una producción colombiana, argentina y estadounidense que compite en Sección Oficial junto a otras siete películas iberoamericanas y 14 españolas. ‘Se podría disfrutar con los ojos cerrados’, ha afirmado Rugeles en rueda de prensa, quien ha reconocido que este trabajo nace de su propia admiración por el cantante de salsa, a quien considera parte de la banda sonora de los colombianos.

Arroyo tenía tres amores que marcaron su vida. Su mayor amor era la música, en segundo lugar la droga y en tercera posición se encontraba la familia. Por esta razón el guión –coescrito por el director junto a Martín Seefeld y Angie Cepeda- desgrana un viaje en el que su personaje principal se acerca cada vez más a las drogas y se va alejando de su familia progresivamente. En todo este viaje de subidas y bajadas siempre le acompaña la música.

El director ha querido dejar claro que ‘no quería abordar una película complaciente. La cinta hace hincapié en que la vida de este genio no siempre estaba llena de placer y que su música precisamente nacía de su dolor y de todo lo que llevaba por dentro’. Ha destacado que era un rebelde de su época, que rompía todos los moldes. Y las letras de las canciones revelan muchas de las claves de su realidad. ‘En la música tropical estamos acostumbrados a bailar, pero apenas nos detenemos a escuchar las letras de las canciones’. Ésta ha sido también una de las razones por la que decidió que su canción ‘Rebelión’ daría nombre a la película.

Para interpretar a Arroyo ha contado con el actor Jhon Narváez – de quien destaca que literalmente supo convertirse en el auténtico Arroyo- y le acompañan Chucky García y Martín Mauregui. Ellos son los que se encargan de indagar en las tinieblas del artista para contar lo que la gente normalmente no quiere oír. ‘La gente está acostumbrada a conocer a las celebridades a través de las revistas del corazón y cuando descubre la otra cara se quedan descolocados’. 

Pero, aunque pudiese resultar arriesgado destapar la parte más oscura de un ídolo en su propio país, tenía claro que llegaría hasta el final.

156 Visto